Ir al contenido
Logo
Espectáculos

Celina Rucci habló de su lucha contra la leucemia: "Tuve mucho miedo"

La actriz pasó por el ciclo "Desayuno Americano" y relató la cronología desde su diagnóstico hasta la operación que le salvó la vida. 

Celina Rucci habló de su lucha contra la leucemia: "Tuve mucho miedo"

Celina Rucci estuvo de invitada a Desayuno Americano y allí recordó su lucha contra el diagnóstico que recibió en 2020 cuando le notificaron que tenía leucemia mieloide aguda.

"No tenía síntomas. En ese momento caminaba dos horas, era lo único que podíamos hacer", comenzó contando la actriz que recordó el momento en el que le notificaron, en plena pandemia, la enfermedad. 

"Un día me despierto y tenía un registro de unos puntitos rojos en la mano y estaba violeta. Yo me había auto mentido y cuando Federico lo ve, le saca una foto y se la manda a un amigo hematólogo", contó.

"No quise investigar en Google. Yo me fui a hacer un estudio de sangre pensando que tenía como máximo anemia y ese mismo día aparece Federico en mi casa y me acuerdo que me despierta llorando, él es un médico firme y está acostumbrado a esto. Me dice: 'Celina te tengo que internar ya'", recordó. 

"Todo el momento tuve miedo, es imposible no tenerlo. Y aquel que esté transitando esto no se sienta mal por tener miedo por le tenemos miedo a lo desconocido. El tratamiento es muy invasivo, nunca te dan el alta", advirtió Celina que desde sus redes sociales muestra los avances en su tratamiento. 

Luego continuó: "Lo importante es cómo lo transitamos. Tuve varias etapas, la primera lloré y me hice todas las preguntas lógicas que te tenés que hacer. Y después encaré la chance del tratamiento y me aferré a eso", aseguró. 

Al tiempo que resaltó el apoyo incondicional de su pareja: "No me dejó sola en ningún momento. Yo no quería tener a toda mi gente en el hospital, no lo hubiese pasado bien", reconoció sobre el proceso que vivió en Estados Unidos, donde vive desde hace algunos años junto al médico Federico Girardi. 

"Vivís con un revólver en la cabeza esperando que en algún momento vuelva a aparecer o no. Nunca te dan de alta, es la incertidumbre", puntualizó Celina que en 2023 gracias a la donación de médula ósea pudo trasplantarse y recuperar su salud.